Comunicación Interna


La comunicación interna es la comunicación dirigida a la propia organización, especialmente al trabajador, con la intención de informar y motivar a nuestro personal.

En algunas empresas se equivocan al pensar que la comunicación interna es exclusiva para las grandes compañías; en la actualidad una adecuada política de comunicación interna contribuye a lograr cambios y establecer los objetivos corporativos y estratégicos; además inculca a nuestro personal a vivir una verdadera cultura corporativa para que se sientan identificados y sean fieles a la organización. Y es precisamente aquí donde la comunicación interna se convierte en una herramienta clave.

Esto solo es posible si el personal está completamente impregnado e informado de los principios básicos de la empresa, su filosofía, sus valores, su estrategia; es importante que se sienten parte de ella y por consiguiente, están dispuestos a dar todo por la compañía.

En cuanto a los tipos de comunicación interna, podemos hablar de dos: Ascendente, que se realiza desde abajo hacia arriba en el organigrama de la empresa; y descendente, que tiene lugar desde arriba hacia abajo. A menudo, muchas empresas caen en el error de convertir su comunicación en algo unidireccional, donde los trabajadores solamente se enteran, pero no son escuchados.

Debemos recordar que el diálogo entre la dirección y los empleados debe ser constante. El feedback es fundamental en este tipo de comunicación.

Hay una serie de herramientas que realizadas de manera profesional y utilizadas de manera adecuada, nos ayudan a que esto sea una ventaja competitiva, tales como:

  • Manuales Corporativos
  • Manuales de Identidad
  • Programas de Inducción
  • Kit de Bienvenida del empleado
  • Revista interna o boletines impresos
  • Anuncios o comunicados electrónicos
  • Revista digital
  • Campañas de reconocimiento a empleados
  • Jornadas de puertas abiertas.
  • Buzón de sugerencias.
  • Invitaciones a eventos internos
  • Etcétera.

Actualmente, la comunicación interna sigue siendo uno de los grandes retos de las empresas en crecimiento. Es muy importante crecer con una estructura de comunicación interna sólida, ya que es una pieza clave para alcanzar los objetivos globales, además de fomentar un clima de confianza y motivación entre los trabajadores haciendo que la empresa sea más competitiva y rentable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *